Castilla La Mancha

Vinos Patio

Samuel Cano, un manchego, un “destripaterrones”, como le gusta autodefinirse que, como sus vinos, afortunadamente, no tiene filtros. Hemos aprendido y aprendemos muchísimo con un caballero del vino como él. Sin duda y pese a su juventud, es uno de los patriarcas de los vinos naturales en esta parte de Europa. Persona sincera en extremo, sin medias tintas, siempre con el corazón por delante. Todo esto como sus vinos.

Sus vinos son pasionales, que transmiten vida. Cuando uno los prueba por primera vez, lo seguirá haciendo in aeternum. Airenes que enamoran y descolocan al mismo tiempo, como el amor puro. Tintos, que te transportan en el tiempo a otros mundos. Burbujas tenues que te acarician el paladar, con un trabajo de orfebrería digno de admirar.

Hay una frase que compartimos, junto a nuestros clientes, en referencia a sus vinos, de lo más real y que lleva como enunciado “necesito un Samuel en estos momentos”. Tranquilos que nos explicamos. Cuando uno se encuentra cansado, bloqueado en esos días duros y busca el cobijo de una palabra amable o de un abrazo sincero, en esos momentos, destaparte una de sus botellas te recompone el alma…