Castilla y León

Cható Gañán

Silvia Marín y Kike Prados, o como el respeto al trabajo descomunal de sus ancestros les inició en el mundo del vino. Un panorama desolador en una tierra que pare vinos únicos y delicados les hizo, allá por el 2014, ponerse manos a la obra e intentar que el proceso de arranque sistemático de viñedo viejo se ralentizara lo máximo posible. Al mismo tiempo, empezaron a embotellar vinos cuya base son el esfuerzo y el corazón. Estamos hablando de Cebreros en Ávila, perteneciente a la comarca de Burgohondo-Cebreros-El Tiemblo, con una altitud de 800 metros y un clima muy particular que da a los vinos una personalidad especial.

Hay una frase que nos encanta de Kike, “creo, simplemente, hay que darle más al hazadón y menos al iPhone. El mundo del vino necesita vinos divertidos, sinceros, originales”. Silvia, su compañera, abogada de profesión, cuenta que el viñedo le atrajo sobremanera, de hecho, ya no puede vivir sin ese contacto con la viña, y a más inri, con una filosofía de respeto absoluto a la tierra. Le encantan los vinos con alma, artesanos, genuinos y divertidos.

Cuando pruebas sus vinos, te enganchan y sabes que será una relación duradera. Beber sus garnachas venerables y su albillo es reconciliarte con la tierra, es escucharle al otro lado del teléfono siempre con un discurso que te llena de paz, de alegría. Y esto para nosotros es un lujo.

¿Entendéis ahora porque adoramos a esta pareja y sus vinos?…

 

Los vinos de Cható Gañán

 

Cható Gañán 2018
CatalàEnglishFrançaisDeutschEspañol