Catalunya

Celler Cal Tiques

Joan y Àngels, Cal Tiques. Los conocimos en la Conca de Barberà. Su trato nos llamó la atención por el cariño y educación que transmitían. Habíamos leído algo sobre la trayectoria de Joan Rubió y sabíamos de su altísima consideración en el mundo del vino, tanto a nivel estatal como internacional.

Al catar sus vinos se confirmó lo que la pareja transmitía. Xarel.los de una delicadeza extrema, burbujas desconocidas por nosotros hasta ese momento, macabeo con mucho que decir. Ahí empezó una relación in crescendo como sus vinos. Cada cosecha y cada vino se convierten en saltos importantísimos hacia la perfección espiritual. Siempre recordaremos en Dénia, comiendo con ellos, la explicación del nacimiento de su primer tinto. Una Ull de Llebre de una pequeña parcela, que como él mismo decía había sufrido muchísimo y requería mucho cariño. Después de escucharles uno se transportaba a esa parcela donde solo crecían hierbas con pinchos, como contaba Joan, y que el convirtió en un bálsamo, dando como resultado un tinto ligero de poco más de 10 grados que te acariciaba los sentidos.

Joan, que con su sensibilidad es capaz de dar vida a la tierra, es creador de vinos, de burbujas directas al corazón. Entendemos que sus vinos sean objeto de culto…