Cataluña

Carlania Celler

Una sonrisa beatífica en un stand de una feria nos hizo detenernos en este. Allí estaban Sònia y Jordi con sus vinos de Barberà de la Conca y su estandarte en forma de uva llamada Trepat. Algunos de sus vinos, en poco tiempo, se han convertido en fantásticos embajadores de Vinos Utópicos.

Un abanico de vinos que abarca muchos mundos sensoriales, cosa difícil de conseguir. Cosa que hace que estemos enamorados de esta pareja y de su trabajo. Cuando hablas con ellos, con Sònia o con Jordi, ya te transmiten la alegría por la vida, por las cosas hechas con el corazón, con el máximo respeto a nuestro entorno. La Trepat, la uva emblemática de esta zona de Tarragona, y estos fantásticos embajadores que son Carlania Celler, nos hacen sonreír de alegría por habernos topado en este camino con una pareja como ellos.

Son fieles discípulos de la biodinámica y del amor a la tierra y esto se refleja en sus vinos, blanco, rosado, tintos, burbujas. Todos nos hablan de su entorno. Enamoran a cada sorbo…