País Valencià

Bodegas y Viñedos Pigar

Todavía nos acordamos el día que conocimos al bueno de Juan Piqueras. Era el más joven, con diferencia, del grupo de grandes bodegueros y recordamos también como alguien dijo que, pese a su juventud, lo consideraban uno de los grandes. ¿Pero que podemos decir nosotros de alguien como Juan? Por cierto, olvidar a esa parte importantísima de Bodegas y Viñedos Pigar como es Susana. Tras la comida, empezó a abrir sus ancestrales. La primera vez que catábamos este tipo de vinos. Lo que probamos y las conversaciones mantenidas fueron suficiente para, literalmente, caer rendidos a todas sus creaciones.

Juan, un hacedor de vinos que deja su trabajo en una importante bodega para volver a su pueblo a recuperar viñedos perdidos, ya le delata como persona. Susana, deja su carrera como artista para emprender este proyecto con Juan. Las etiquetas, obra suya, transmiten perfectamente el mundo particular de esta pareja única. No nos extraña que tanto sus burbujas como sus vinos tranquilos sean objeto de culto en muchos países del mundo. Deseando escaparnos a almorzar con ellos bajo la centenaria carrasca donde el tiempo se saborea de otra manera. Los viñedos, son parte de un paisaje de una belleza que embriaga. Bosques y viñedos jugando mutuamente al escondite. Gracias por la alegría y la vitalidad que transmiten vuestros vinos…