Raquel Gallego Maciá

Difícil quizá resumiros quién soy en unas líneas, aunque sin duda voy a intentarlo…

Siempre fue mi vocación el periodismo, escribir en definitiva, desde bien niña. Imaginaba viajar por todo el mundo para poder contar y transmitir su cultura, costumbres y gastronomía. Pero, por logística y otras hierbas, se puede decir que soy una apasionada del marketing y la comunicación. Y de ello he hecho mi profesión.

Esa inquietud por viajar que me ha acompañado siempre, hizo que terminara viviendo en el extranjero durante unos maravillosos ocho años. Sin duda ese tiempo, me permitió disfrutar de experiencias vitales inestimables e imprescindibles, y que definen muy mucho quién soy hoy. Siendo mi espíritu aventurero, no podía haber sido de otra manera. 

Mi interés y pasión por el mundo del vino viene desde bien joven. Desde que caí bajo el embrujo de Baco, no he podido ni querido alejarme de él. Debéis creerme cuando os digo que siempre he sido aficionada. Hará unos cuatro o cinco años que empecé una formación intensiva y la gestación de un ambicioso proyecto. ‘VINOTOPIA’. Vinos utópicos. El mundo de los vinos artesanales había llamado mi atención y ¡de qué manera!

Quería hacer ‘algo’ en este campo. Comunicación y vinos artesanales. Y por inercias de la vida, topé con mi socio Agustín, otro amante de estos mundos báquicos sin maquillajes. Tras varias charlas muy intensas fuimos creando ese ‘algo’ especial al que me refería. Fuimos haciendo realidad una utopía. “Vinos Utópicos hechos realidad”, podéis pensar que es solo un eslogan, pero no, es una gran realidadY te das cuenta de ello cuando conoces a los artesanos del vino que los hacen posible. Soñadores, utópicos que transmiten con sus vinos que otra forma de vida es posible, respetuosa con la tierra y con todo lo que nos rodea.

Visitarlos, conocerlos, saber de las historias que hay detrás de cada uno de sus proyectos. Eso nos va a permitir acercaros y presentaros sus vinos y, a su vez, poder transmitiros toda la esencia de “Vinos Utópicos” y su gente. Ellos ponen cuerpo, mente y alma en su trabajo. Y eso mismo vamos a hacer nosotros. Daros a conocer de la forma más directa y sincera posible a todos los miembros, presentes y futuros, de la familia Vinos Utópicos.

Os agradecemos que nos acompañéis en este camino, en esta aventura que emprendemos. Estamos seguros que disfrutareis de cada paso que vayamos dando y, sobre todo, que cada cata de estos maravillosos vinos artesanales, os reconfortará el alma. Cada botella es una auténtica joya y un verdadero placer para los sentidos…

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Pin It on Pinterest